CONECTORES PARA ORDENAR UNA HISTORIA HABLADA O ESCRITA EN ESPAÑOL

Todos mis estudiantes tienen unos objetivos claros con el español, pero dos de ellos desctacan claramente por encima del resto: uno de ellos es la fluidez con el idioma y el otro es, sin lugar a dudas, la naturalidad, es decir, que su forma de expresarse suene a oídos de los nativos lo más natural posible.
 
Y esto ¿cómo se consigue?
 
Pues yo diría, que además de tener un vocabulario más o menos amplio, e ir añadiendo expresiones y modismos a nuestro español, es importantísimo el uso de los conectores.
 
Y ¿para qué sirven los conectores?
 
¡Son importantísimos! Una buena historia, una gran anécdota o un buen escrito, necesita ser contado conectando las ideas. Estas conexiones son las que dan ritmo y respiro. En definitiva, hacen que escuchar o leer esa historia sea agradable. De esta forma conseguimos la naturalidad que tanto buscamos.
 
Así que, no tenemos ninguna excusa para no usar los conectores.
 
Y para que empecemos a incorporarlos  poco a poco, hoy os traigo los conectores fundamentales para poner orden en nuestras historias.
 
Espero que os resulte útil ?

 

una mañana / una tarde…

al principio / en primer lugar

pero

porque / como

así que

por eso

para

luego

y entonces

y de repente / de pronto

al final

antes de / después de

a continuación

mientras

cuando

Ejemplo de historia con conectores 

Una noche, estaba volviendo a casa después de un largo día de trabajo. Llegué a mi casa, abrí la puerta, y me asusté porque todo estaba desordenado. De repente, vi una sombra. Entonces, sin pensármelo dos veces, subí las escaleras, luego me metí en mi cuarto, después de eso cogí un jarrón que agarré fuertemente con mis manos, a continuación bajé las escaleras y la sombra seguía allí, respirando hondo entré en la habitación y dije gritando «¡MANOS ARRIBA, SAL DE MI CASA Y NO VUELVAS NUNCA MÁS!», de pronto desde detrás de la cortina salió un gato corriendo hacia la calle. Finalmente, fui a la cocina, abrí el frigorífico, cogí una cerveza y pude relajarme tras un largo e intenso día.

Los conectores son: una noche, de repente, luego, después de eso, de pronto, finalmente.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies